¿Qué puedes hacer en Holbox sin gastar una fortuna?

Holbox es una paradisiaca isla en el noroeste de la península de Yucatán. Un lugar ideal para desconectarte y relajarte en sus cristalinas playas. ¿Lo mejor? Existen una gran diversidad de experiencias para disfrutar la isla a precios muy accesibles.

1. Caminatas por la playa

Con aguas claras color turquesa por donde quiera que mires, las playas de Holbox son el lugar ideal para una caminata. Podrás encontrar algunas estructuras destartaladas a punto de caer, hamacas y columpios que se encuentran a escasos centímetros sobre el nivel del mar.

Si sigues caminando por la playa eventualmente llegarás al lugar donde la laguna se conecta con el océano. Podrás ver más fauna nativa y hermosas aves, así como disfrutar de la vista espectacular del atardecer.

2. Paseos en bicicleta

La mejor manera de conocer la isla es en bicicleta, déjate sorprender por lugares inesperados que te irás encontrando durante tu recorrido. Alquilarla es bastante accesible, cuesta entre 20 y 30 pesos la hora o 150 a 200 pesos por todo el día aproximadamente.

En ella podrás pasear sin riesgo a perderte por sus hermosas calles rodeadas de vegetación o por las blancas arenas de sus playas durante marea baja.

3. Conocer la gastronomía local

Si bien es cierto que la pizza de langosta es típica de la isla, existen un otros platillos a muy buenos precios. ¿Nuestra recomendación? El ceviche.

A tan sólo unas cuadras del centro se encuentra un peculiar lugar llamado “La Chingada”. El restaurante es muy relajado con mesas y sillas de plástico pero con un sazón inigualable. Ofrecen comida basada en los productos locales (mucho pescado y marisco) y su plato estrella es, por supuesto, el ceviche. La tostada de ceviche de pescado es deliciosa y cuesta alrededor de 30 pesos.

Para el postre, comer una Marquesita es obligatorio. Son un dulce típico de Quinatana Roo y están hechas de una masa parecida a la de las crepas, está rellena de queso de bola acompañado de Nutella, jarabe de zarzamora o cajeta.

Esta delicia gastronómica se vende en carritos de comida por toda la plaza principal por las noches. Cuestan 15 pesos aproximadamente.

4.- Admirar los murales

Uno de los placeres gratuitos de la isla es hacer un recorrido en busca de sus muchos murales. Fotografiar las pinturas, interpretarlas o sencillamente admirarlas, son actividades que no te puedes perder.

Existen más de 50 murales y en muchas tiendas u hoteles te ofrecen un pequeño mapa con la ubicación de todos ellos. El recorrido es ideal para los amantes del arte urbano y la fotografía.

La iniciativa de pintar murales empezó en el 2014 cuando se invitaron a artistas de diferentes partes del mundo para plasmar su visión de Holbox, hoy, son parte del encanto de la isla.

5.- El Tour de las 3 Islas

Conocer 3 islas por un precio aproximado de 500 pesos, suena bastante atractivo. El tour visita la Isla Pájaros, Isla Pasión y Cenote Yalahau.

La Isla Pasión esta a 10 minutos de Holbox, es llamada así por poseer un ambiente ideal para los enamorados; tranquilo y lejos de la civilización. Ahí podrás disfrutar de una increíble vista de los bancos de arena.

En Isla Pájaros podrás observar la gran variedad de aves que la habitan (más de 140 especies), muchas de ellas peligro de extinción.

Yalahau es un cenote, que según cuenta la leyenda, posee propiedades sobrenaturales, dicen que al sumergirse en sus aguas, las personas se sentirán mucho más jóvenes.  Puedes darte un chapuzón y subir al mirador para admirar la belleza de la laguna.

6.- Relajarte en el hotel

La casa del Alux tiene una ubicación privilegiada, a solo unos cuantos metros de la playa y frente a una laguna natural que aún conserva una gran variedad de flora y fauna nativa.

El lugar ideal para relajarte y absorber la magia de la naturaleza, pasar el día en una hamaca o leyendo tu libro favorito.

Un último tip, para encontrar los mejores precios hay que viajar en temporada baja. Tanto los boletos de avión, tarifas de hotel y tours, serán mucho más económicos.