Nadar con tiburones: el shot de adrenalina en Holbox

Holbox ofrece una amplia cartera de actividades turísticas pero ¿te imaginas nadar con el pez más grande del mundo?

El majestuoso Tiburón Ballena puede llegar a medir hasta 20 metros de largo y todos los años visita Holbox, por lo que tendrás la oportunidad de nadar a su lado y vivir una experiencia increíble.

Los tiburones visitan las cálidas aguas caribeñas entre mayo y septiembre, pero es de junio a agosto cuando la concentración es mayor.

El aspecto del tiburón es uno de los más imponentes del reino marino, su inmenso cuerpo puede sobrepasar las once toneladas. Pero no te preocupes, nadar junto a ellos no representa peligro, son una de las especies más dóciles del planeta.

El pez se alimenta de plancton, necton, macro algas y kril. Sus filas de 300 y 350 dientes sirven de filtro por el que pasa el plancton y queda atrapado para luego ser ingerido.

México es un lugar privilegiado para nadar con estos tiburones, ya que son pocos los países en los que se puede hacer algo similar, sin embargo, es justo en el Caribe mexicano donde se puede apreciar al máximo.

¿Cómo puedes realizar esta actividad?

Las embarcaciones colectivas salen a las 7 a.m. del muelle chico de la isla, que se llama precisamente Muelle Tiburón Ballena (10 minutos caminando del Hotel La Casa del Alux).

En promedio son de dos a cuatro horas de viaje en lancha, pero todo depende de la ubicación que ese año hayan elegido las manadas de Tiburón Ballena para estar.

La primera embarcación que los encuentre, avisa a las demás para reunirse alrededor de estas magníficas criaturas. Sobre cuántos tiburones ballena pueden verse por tour, la respuesta varía: a veces pueden verse dos, pero a veces hasta 10 o más.

Muelle tiburon ballena Holbox

Desde el 2008 se estableció el 30 de agosto como el Día Internacional del Tiburón Ballena, con el fin de promover el conocimiento de su existencia y su conservación.

No hay que olvidar que es una especie amenazada por lo que se debe seguir una serie de normas para disfrutar de la actividad tratando de no molestarlos. Por ejemplo, no es posible tocarlos, la distancia a la que permanecer es de cinco metros para los buceadores y se debe evitar el flash en las fotos.